Arresto o detención de un ciudadano de Estados Unidos

Si usted es consciente que un ciudadano estadounidense se encuentra bajo arresto en Honduras, por favor pedir a las autoridades notificar a la Embajada de los Estados Unidos inmediatamente. La Embajada de los Estados Unidos puede trabajar para ayudar a proteger a la persona y asegurar un trato justo, visitar al preso, proporcionar información sobre el proceso legal a nivel local, así como una lista de abogados locales y notificar a la familia y amigos.

Es importante que todos los ciudadanos estadounidenses detenidos en Honduras estén conscientes de que los procedimientos legales de Honduras y las tradiciones son muy diferentes de aquellas a las que la mayoría de los estadounidenses están acostumbrados.

Los procedimientos judiciales no siempre son claros o de fácil comprensión para los extranjeros, y los retrasos durante los juicios y las fechas investigaciones son comunes. Los ciudadanos de Estados Unidos, así como los hondureños, a menudo son detenidos en la cárcel durante meses, en algunos casos años, a la espera del juicio. Si usted tiene alguna pregunta o inquietud, no dude en contactarnos a la brevedad posible.

La Embajada no puede defender los méritos del caso de un ciudadano estadounidense, exigir la liberación de un ciudadano, ni fungir como abogado. Sin embargo, la Embajada se empeña en asegurarse de que todo ciudadano estadounidense sea tratado con la equidad debida según las leyes de Honduras y los estándares internacionales aplicables.

La Embajada enfatiza que todo ciudadano estadounidense -ya sea turista, empresario o residente de Honduras- es un visitante en un país soberano, y por lo tanto se encuentra sujeto a sus leyes. Las leyes de los Estados Unidos no aplican en Honduras. Todo ciudadano estadounidense debe estar también consciente que lo que se conoce como Due Process y otras garantías constitucionales de los Estados Unidos en gran parte no existen en Honduras.

Bajo la Convención de Viena y el Tratado Bilateral de Amistad, Comercio y Derechos Consulares de 1928, al gobierno de Honduras se le obliga a informar a la Embajada de los Estados Unidos en caso de arrresto de uno de sus ciudadanos. Tras ser notificado, un Oficial del Consulado debe visitar al detenido lo más pronto posible; le proporcionará al ciudadano una lista de abogados, y con gusto puede informarle a sus familiares más cercanos, si así lo pide el detenido. Un abogado puede entonces aconsejar al ciudadano acerca de sus opciones legales y posibles estrategias para cada situación.

La Embajada de los Estados Unidos puede monitorear su caso, pero no puede proporcionar representación legal, defensa legal, ni consejos legales.

Por lo tanto, altamente recomendamos contratar a un abogado en Honduras, para recibir información apropiada. Los procesos jurídicos en Honduras son significativamente diferentes a los de los Estados Unidos.

Aunque la Embajada no puede recomendar un abogado o despacho legal en particular, podemos proporcionar una lista de abogados (PDF 114KB) quienes han expresado interés en representar a ciudadanos estadounidenses.