Palabras de la Embajadora Laura Dogu en la conferencia de FinTech

¡Buenos días!

 

Desde la concepción del primer banco hace 2000 años, los servicios bancarios fueron exclusivos para personas y empresas con recursos.

 

En el mundo, lo que hemos visto es que este escenario puede evolucionar rápidamente.

 

En países sin una infraestructura sofisticada, se ha usado el Fintech para crear nuevas oportunidades financieras.

 

Estamos aquí el día de hoy para hacer exactamente esto.

 

En Honduras, la tecnología financiera podría canalizar remesas de miles de millones de dólares, y crear nuevos productos y servicios que son un salto generacional en innovación.

 

El acceso a la banca es fundamental para un crecimiento económico sostenible e inclusivo.

 

La banca no solo fomenta el ahorro y facilita el crédito, también abre oportunidades de inversión.

 

Esto promueve la estabilidad financiera y el desarrollo personal, familiar y comunitario.

 

A pesar de la evidencia sobre la importancia del acceso a los servicios financieros, aún queda mucho trabajo por hacer.

 

En una reciente encuesta del Banco Mundial solo el 38% de los hondureños mayores de 15 años tenían acceso a una cuenta bancaria.

 

Esto es aún menor para las mujeres, con solo un 29% de acceso.

 

La encuesta también destacó que la utilización de la banca móvil sigue siendo baja, con sólo el 9% utilizando estos servicios.

 

Cerrar esta brecha requiere nuevas soluciones para la inclusión financiera.

 

Esto significa aliarse con empresas innovadoras como las que optimizan costos, pagos, y conectan a clientes a través de la tecnología.

 

Agradezco a todos por unirse a esta conferencia, especialmente a nuestro socio, la Asociación FinTech.

 

La inclusión financiera es compleja, pero el objetivo de esta conferencia es conectar a todos los que invierten en el éxito financiero del pueblo hondureño.

 

En este contexto, conferencias como ésta añaden valor para alcanzar una visión compartida.

 

Este evento solo es un primer paso.

 

Fintech representa el futuro y ustedes son los impulsadores de este futuro en Honduras.

 

¡Muchas gracias!